minombreyaescancion@yahoo.com.ar

miércoles, 30 de mayo de 2007

Bowling

Estoy de vaga. Las ideas estuvieron jugando al bowling en mi cabeza todo el día, mi puntería es débil y los zapatos que tengo son ojotas resbalosas. Debe ser el frío que está aturdiendo mis posibles respuestas. Sabía que iba a ser un día horrible. Desde ayer a la noche. Desde que ella me dijo que quería morirse. Eso también lo sabía de antes. Eso también me duele de antes. Eso y no poder convencerla. Será que heredé su cabezarudismo de no dejar que nadie flote sin alas. También heredé sus manos, pero no sus nudillos. Y su costumbre de cantar para darme ánimos. ¿Alcanzará con las canciones de Frank Sinatra que conozco? Quizá sólo sea cuestión de recurrir a todos los discos de Los Beatles (¿incluidas las canciones tristes?), incluidas las canciones tristes, las melancólicas, las de la separación. Cuanto más cante, más rápido va a llegar el día en ella se despierte con ganas.

Mi nombre ya está cantando, y cruzando los dedos.

2 comentarios:

Má dijo...

Perdoname, hija querida. Soy muy egoísta y te apeno. Te quiero muchíiiiiiiisimo y estoy muy contenta que hallas encontrado el amor. No volveré a repetir tamañas palabras. I promise.
No sabía que se decía "cabezarudismo". Sos una genia.
xxxxxxxxxx. Má.

Anónimo dijo...

No me gusta dejar comentarios. Nunca sé bien que decir y al final digo cualquier cosa! Pero bueno,también entiendo que, a veces, si una no deja huella de su paso por estos espacios, puede parecer que en realidad una nunca estuvo. Así que acá dejo esta prueba: pasé por acá. Te leí (y te leo cada vez que puedo). Y la verdad que lo disfruto mucho.
Besos,
DeBi